martes, 22 de diciembre de 2009

Desenfreno.

Sólo hay palabras ausentes
Cuando yo te pido: "¿Qué sientes?"
Buscas frases inteligentes
Cuando yo te digo: "¿Me mientes?"

Tus ojos dicen las verdades
Mas tú las lágrimas evades.
"Te quiero y te querré." -- Añades.
Ruego: "Lo siento, no te enfades."

Tú dudas un solo instante
Pero resuelves con talante
Más das un paso adelante.

Yo te agarro y te beso.
Instante en que todo está tenso.
"No deseo perderte." -- Pienso.


Jael R.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Pasión de flores.


A veces adoro el mundo
Y otras, me da lástima...
En la Tierra se muere el alma.
¿Hay humanidad? No, lo dudo.

¿Dónde quedó la solidaridad?
Ver como las flores marchitan
Y el capullo nuevo quitan
Hace quebrar nuestra Hermandad.

Ricos acuosos no ayudan
Y no dan agua para paliar.
Solamente desean ganar
Más agua. Pero ellos, no dan.

Los nuevos capullos florecen,
Igual como nace el animal,
Pero flor nace en momento mal
Ellas, por desgracia, no crecen.

Flores secas si viven quedan,
Por culpa de sus no recursos.
¡¡Y no viven en otros mundos!!
Simplemente "ellos" nos separan.

No entiendo... todos somos flores
Sólo que diferentes tiestos
Y diferentes sentimientos
Pero los mismos corazones.

Basta ya de estas crueldades...
Basta ya de egocentrismos...
Seamos todos ya los mismos,
¡¡Seamos flores!! ¡¡Sin maldades!!

Tal vez sólo quede en sueño
Pero suerte, mis versos quedarán.
Algún día una flor los recordará,
Todo gracias a mi empeño.


"Peace for live." Jael R.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Palabras.


¿Me miras?
Te pienso.
¿Me sueñas?
Te quiero.

¿Me rozas?
Te toco.
¿Me dices?
Te canto.

¿Me odias?
Te amo.
¿Me bailas?
Te lloro.

¿Me gritas?
Te beso.
¿Me apartas?
Te hago.

¿Me mientes?
Te engaño.
¿Me dejas?
Te olvido.

¿Me añoras?
Te extraño.
¿Me alejo?
Te siento.

¡¡Ven, vuelve...
vuelve a mí!!


Jael R.

Paraíso.


Mi vida ya sólo un sueño,
Sueño desde que te vi.
De mi vida ya no soy dueño...
¿Mi vida? Junto a ti.

¿Vivir yo siempre amándote?
¡¡Qué gran dulce condena!!
Lástima que sufriéndote...
¿En mi corazón? Pena.

Pequeña, no te imaginas...
Imposible que sepas,
Que el quererte es mi vida.

Es mi corazón que me dice
Que quererte es bonito,
Que no llore por lo que hice.


Jael R.

Una mirada.


Tu mirada es alegría
Y feliz yo soy por mirarte
Y aun más por poder decirte:
"Tu mirada es simpatía."

"Eres un loco." Podrás pensar,
Pero esta es la realidad
Y no es por pura vanidad
Simplemente es que la quiero amar.

Y es que cuanto más te miro,
Más deseo ser tu mirada.
¿Tus bellos ojos? Son de hada.

Soy un necio por desearlos...
Y es que tú vales en oro.
Tus ojos y amistad, tesoro.


Jael R.

Escucha.


Quédate callada un momento,
Déjame que te diga qué siento.
Mírame a los ojos, no te miento.
Por favor, cállate un momento.

Te quiero y me es inevitable,
Aunque sé que eres inalcanzable,
Y si por ello yo soy culpable...
Seré preso de lo impensable.

Ardo en deseo de tenerte.
Como al verde, miedo de perderte,
Como fuego, miedo de amarte.

Sólo debes de querer vivirlo,
Pero, para ello, debes decirlo:
Decir que tú deseas sentirlo.

Sentir el amor.


Jael R.

Tú.




Silenciosa, fría, callada.
Así estabas cuando te vi.
Tú, con tus manos abrigada
Y tus mofletes color rubí.

Gran persona la que descubrí
Tierna, con sonrisa de hada.
Yo, que mi saludo omití,
Cuando me saludaste osada...

Tú haces sentirme como un crío.
Siento olvidadas sensaciones,
Cuando tú llenas mi vacío.

Timidez, maldito tesoro...
Sin embargo, pese a todo,
Tu amistad, lo que más valoro.


Jael R.

Penas Ahogadas.


Vidas parecidas:
Ambas, corrompidas.
Almas con heridas
Que buscan salidas.

Momento cruel deparado.
Pero todo en vida es continuado.
La felicidad que habéis deseado
Buscadla en otro allegado.

Ambos corazones maltrechos
Por cosas que fueron echos.
Pena y miedo en sus lechos
Mientras ellos, tan estrechos.

Las penas crean las alegrías,
Los miedos, valentías.
Tenéis la garantía
De hallar felicidad otro día.

Ambos corazones maltrechos
Por cosas que fueron echos.
Pena y miedo en sus lechos
Mientras ellos, tan estrechos.

Una, alegre y divertida.
Juventud nunca perdida.
Risueña y soñadora
Que a todos nos enamora.

Es toda una señora
Y aunque a veces llora,
Es toda una gladiadora.

La otra es soñadora.
Todo el mundo la adora.
Mujer de alegría compartida
Nunca más estés alicaída.

Es toda una señora
Y aunque a veces llora,
Es toda una gladiadora.


Jael
R.

Sueño.



Quién, dime quién, mujer.
Quién no es capaz de ver
Tus ojos bajo amanecer
Y caer rendido hasta anochecer.

Porque mujer, yo no podría.
Los miraría hasta mi agonía.
De ellos, yo, viviría
y por ellos, moriría.

¿Quién no te puede querer?
Si a todos haces enloquecer,
¿Quién no puede? Dime, mujer.

Si yo, feliz sería,
Por amarte en cada día.
¡Dime!, ¡¿quién no te querría?!


Jael R.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Bienvenidos.


Bueno, os doy la bienvenida a mi blog.


La idea de crear este blog nace de un 'hobbie' que tengo que es escribir poemas. Entonces para ir teniéndolos agrupados y ordenados decidí, gracias también a cierto apoyo, crear un blog e ir colgando las poesías aquí, no ya sólo por tenerlas juntas sino que también para que la gente pudiese leerlas y, sobretodo, opinarlas.

Sin más, daros la bienvenida nuevamente y desearos que disfrutéis.


Con mucho gusto,

Jael.