lunes, 24 de enero de 2011

Mi despedida.


Ya me llegaron, que no pedí, las flores
Antes de encontrar la salida al camino.
El eterno anhelo de los colores
Se alzó ante mí junto al verdinegro pino.

¡Oh vientos! ¡Oh dulces náyades! ¡Oh sueños!
Solo ahora me encuentro, sin nadie, sin nada,
Sólo libre de cuerpo ante cualquier dueño
Pero con el alma triste ya amarrada.

Se marchó la luz junto mi corazón;
El tiempo me dejó postrado allí
Con la melodiosa, aquella, canción.

Lloraron, lloraré y tú, llorarás
Pues el árido suelo que en mí tirita
Hoy reluce por ser yo quien lo habita.


"Por aquellos que dejaron su camino cuando aún no debían."

 Jael R.

10 comentarios:

  1. joder jael, cuanto sentimento... muy bonito, muy sentido, sin duda alguna

    ResponderEliminar
  2. De todos tus poemas diria que este es mi favorito =)
    un beso
    Helena

    ResponderEliminar
  3. k guapoo esta muy curaoooxd
    un besoo

    ResponderEliminar
  4. me encanta... y punto jajaja
    unbesiiiiiiitojael(L)

    ResponderEliminar
  5. tu en un futuro seras un poeta famosisimo vamos t lo digo yo ! OOOOOH JAEL,JAEL...TU CUERPO T PIDEE A ÉL...algun dia lo acabare jajaja
    t veo mñn ( L ) .

    ResponderEliminar
  6. ¡Oh vientos! ¡Oh dulces náyades! ¡Oh sueños!
    Solo ahora me encuentro, sin nadie, sin nada,
    Sólo libre de cuerpo ante cualquier dueño
    Pero con el alma triste ya amarrada.

    Jael...que placer me das con tus palabras!!!

    Nuestro poeta...CHAPEAU

    ResponderEliminar
  7. es un poema muy bonito i la verdad esque me identifico un poco xq jo tmabien he dejado algun q otro camino que nunca devi dejar xro en fin son cosas q pasan i decisiones q deves tomar aunke luego te das cuenta de que a sido una decision eronea

    ResponderEliminar
  8. Es muy bonitoo, eres un artista!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Jael es precioso como todos, ya no se cual me gusta mas, tendré que leerlos todos otra vez.
    muy bonito un besito.

    ResponderEliminar