viernes, 7 de octubre de 2011

La luna se aleja.


Naces de las sombras y del dolor
Y, posándote muda,
Arrebatas amor.
Moribunda y errante surcas lares
Haciendo alzar tu mortal argumento.
Eres hija de mares
Y nieta del hastío.
Eres dueña de las negras tinieblas,
Jefa de la gran pena
Y señora del infinito frío.
Por ello nadie desea buscar
Aquello que un día debe llegar.

Jael R.

5 comentarios:

  1. Interesante poética.
    Persevera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me mola!

    Ya sabes q siempre todo lo q escribes me gusta, sigue así, eres bueno ^^

    ResponderEliminar
  3. Hum... pues a mí me han gustado más otros que has escrito antes, pero este no está mal. (:

    ResponderEliminar
  4. ta muy bienn!como siempre jeje. Besitos primorr!Noee!

    ResponderEliminar