domingo, 22 de enero de 2012

Quitándome lo dado, yo camino.


Te acercas y me besas
y luego...
luego marchas.
Te acercas y me amas
para luego...
para luego abandonarme.
Me das y me quitas,
me quitas y me hieres,
me hieres y me das vida
porque no me otorgas palabra
pero sí la voz
y, entre tanto,
te acercas y no te quedas
te acercas pero estás lejos
te acercas...
y luego,
nada.
Pero no importa porque
las golondrinas no volverán,
los ríos, morirán
y los versos serán tristes;
Éste es el andar del caminante.

Jael R.

10 comentarios:

  1. quee tristee jooo :(

    una vez más, me encanta como escribes! ^^ un placer leer algo tuyo Jael! :)

    un besiito!

    Cristina

    ResponderEliminar
  2. Como siempre sin palabras ..
    muy bonito....

    att : DAYANA ^^

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el final... y todo en sí... un beso Jael!:)

    Fani

    ResponderEliminar
  4. :O :O .. sin palabras.. perfecto!

    fututo escritor :)

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho!! :)
    un besazo cariño! sigue así!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta ! Incluído el título jajajaja <3

    ResponderEliminar
  7. Me encanta, es muy triste pero muy bello

    ResponderEliminar
  8. Precioso pero muy muy triste, ains, pero aun siendo triste me gusta, un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Como siempre los poemas tristes son los que mas emocionan.
    Es realmente precioso.
    UN saludo desde
    LAS COSITAS DEL RINCON DE DOLORES

    ResponderEliminar