martes, 27 de abril de 2010

El sabor de una lágrima.


Hay millones de personas caminando
Conocen verdades o ellos dicen eso
Saben de amor pero no del muerto peso.
Millones de humanos, por ahí, soñando.

Millones de personas sin esa ánima
Que no palpan, ni logran imaginar
La pena y el sentido del llorar,
Desconocen el sabor de una lágrima.

Hay tantas personas... y de verdad no...
Es el cinismo de la clase del euro
La que no entiende que por mucho feudo
No saben nada. Refúgiense en el sino.

Que mientras vuestro gran dios os va salvando,
Creando injusticias y San dolor
Por adoquier que pasee su "amor"
Ayudáis de pobres niños abusando.

No amainan ni la crisis ni el paro...
¡Es que en vez de ayudar consensuando
Deciden pasar de todo insultando!
Su ayuda es ponerlo todo más caro.


Jael R.

lunes, 26 de abril de 2010

Racismo 0


Fátima es nuestra protagonista

En este mundo imperialista.
Ella luchó por llegar y vivir
Pero al llegar deseó morir.

Fátima no se sentía cómoda,
Algunos dicen: "No va a la moda."
Pero es la semilla de su mal...
Para ellos, ella, no es igual.

Piensan: "Sólo traerá desgracia."
Mas ella es gentil, siempre: "Gracias."
Ellos critican siempre sin cesar
¡¡Es persona!! No paran a pensar.

En cualquier disputa y reyerta
E incluso cuando gente hay muerta
Fátima es siempre la culpable
Para ellos, es inevitable.

Y ella luchó por su libertad
Pero aquí la tachan de maldad
Por sus creencias... ¡¡Qué cruel castigo!!
Yo, a todos ellos, los maldigo.

Y ella, por su familia, sigue
Lucha por no caer en declive.
La añora, la extraña, la quiere,
Es su fuerza cuando alguien la hiere.

Qué maldita es esta Sociedad
Sólo le causa una gran soledad.
Qué injusto que es este mundo
Su lema: "¿Inmigrante? Te hundo."

Ella lucha por sobrevivir
Pero el otoño debe partir.
Las hojas otoñales de antaño
Son pisoteadas al nuevo año.

Fátima marcha; no volverá.
Aunque ella prevalecerá,
Su muerte no será olvidada,
Ella, por algunos, fue amada.

Cuán obscuro es este rebaño...
Sólo desean causarte daño.
No quieren volver a recordar
Que una vez tuvieron que emigrar.

Hartos ya estamos del racismo
Como también del egocentrismo.
Dejemos de mirar como "ellos" son
Personas, sí, personas... Lo que es, son.


Especial dedicación para aquellas personas que sufrieron por racismo.

Jael R.