martes, 31 de mayo de 2011

Dulce sueño.


Olvídate del tiempo que no pasa,
Simplemente escapar lo dejamos.
Ahora di dónde lo olvidamos...
¡Es tarde! La Dicha salió de casa.

Dejas huir lo que amas y deseas.
¡Obsoleto olvido del tedio odioso!
Vive el alegre sueño copioso,
Aquel que, con agitación, meneas.

Navegante, surca, del tiempo, el mar
Que aún hallar felicidad puedes
Pues, recuerda, nunca dejas de amar.

Y quién puedo ser, te preguntarás.
¡Pasa de ello! No trates de saber
Porque estoy como tú, sin conocer.

Jael R.

lunes, 2 de mayo de 2011

Calles frías y sueños ardientes.


Calles vacías y pobladas de sueños:
De infantes futuras estrellas de fútbol,
De Sin Techo con muros entorno a ellos,
De la ley y justicia unidas a unísono,
De un cielo puro y limpio; no tan nocivo,
De abuelos llenos de plena juventud,
De juventud comenzando a trabajar,
De inmigrantes que se sienten personas,
De sencillos besos prófugos de amantes,
De adolescentes que pernoctar desean,
De revolucionarios con libre expresión,
De amar, querer, desear y de estimar,
De un "Hola", del "Adiós", el "Perdón" y "Gracias",
De pájaros libres y no esclavizados,
De alegría y sonrisas no reprimidas.
Calles vacías pero llenas de sueños,
Como la tuya, la de aquél y la mía.

Jael R.