viernes, 21 de octubre de 2011

Silva olvidada.


Soy sólo un poeta y ya es suficiente,
con tener las rimas, una tisana,
un sabroso café por la mañana
y un bello amor en mente.
Yo hubiera deseado ser demente
para poder amarte con locura
y heme,
aquí,
solo con mi amargura
sin apenas presente.
Para todos los que me oigan, lo expreso:
soñé ser buscador de huellas perdidas,
rastrear poesías divididas
pero me volví, de tus sueños, preso.
De luz alumbrar quise cual colores la fuente
-pagar la factura no conseguí-
y ahora soy lo que yo nunca fui,
soy sólo un poeta y ya es suficiente.

Jael R.

viernes, 7 de octubre de 2011

La luna se aleja.


Naces de las sombras y del dolor
Y, posándote muda,
Arrebatas amor.
Moribunda y errante surcas lares
Haciendo alzar tu mortal argumento.
Eres hija de mares
Y nieta del hastío.
Eres dueña de las negras tinieblas,
Jefa de la gran pena
Y señora del infinito frío.
Por ello nadie desea buscar
Aquello que un día debe llegar.

Jael R.